miércoles, 13 de junio de 2012

Accidente Aéreo de Avión DC 3 de LADECO en Coyhaique el 8 de Abril de 1968

Accidente aéreo en Emperador Guillermo


El que se lleva las palmas en relación a la cantidad de víctimas fatales sin duda es el acontecido el 8 de abril de 1968 al Douglas DC-3 CC-CBM de la recordada LADECO, vetusto avión que vio como su ala izquierda se le desprendía por efecto de las fuertes vibraciones que producían las tremendas corrientes orográficas que azotaban la zona en aquel momento, yendo a estrellarse en la zona del monte Emperador Guillermo, al norte de Coyhaique, con 36 muertos. Fallas técnicas se habían registrado en el avión poco antes, pero el zamarreo propio del vuelo terminó por sellar su destino.




El fatal accidente de Emperador Guillermo

("El Divisadero", Aisén, Sábado 24 de Julio del 2010, Oscar Aleuy Rojas)

Es frecuente que un accidente aéreo sin sobrevivientes marque profundamente a toda una comunidad. El caso del avión Douglas DC-3 CC-CBM de Ladeco de dos motores que se precipitó a tierra chocando contra una ladera del cerro Emperador Guillermo el lunes 8 de abril de 1968 pasadas las dos de la tarde, no es una excepción.

Aquella vez se constituía en el lugar de los hechos el fiscal designado para instruir el sumario de rigor, don Pedro Campos Gardenia, y aunque su llegada causó gran revuelo, igual se llenó el sitio de curiosos, alcanzando unos doscientos, los que provocaron muchas molestias y obstrucción al procedimiento, tanto a la fuerza pública, como al intendente don Gabriel Santelices y al Gobernador Carlos Echeverría.

El avión cumplía el vuelo 213 entre Santiago y Coyhaique y los testigos, todos lugareños, vieron cómo se desprendía el ala y el aparato comenzaba a descender no en spín, pero con mucha velocidad, absolutamente descontrolado y desprendiendo una negra humareda. Después se supo que cayó en pleno sector selvático y que muchos ramajes de árboles penetraron los cuerpos de las víctimas como si fueran lanzas mortíferas.

Murieron 36 personas, tanto por el incendio de la nave como por el impacto. La lista fatídica fue entregada al día siguiente por la compañía aérea. Tripulaban el avión José Valencia Maggi, piloto; Edecio Rivera Lorca, copiloto y Germán Moreno Laulie, sobrecargo. Los pasajeros eran Narciso Alvarez Alvarez de La Serena, los catchers (deportistas de lucha libre) Francisco Javier Gómez Marín, Jaime Véliz Farías, Florencio González Hernández, Eduardo Puente Arias, Renato Briones Pozo, Luis Molina Bañados, Luis Gómez San Martín, Miguel Ramírez Gaete y Mario Ramírez Rivas. También iban Edmundo Valdés Hotting y Gonzalo Bobadilla, funcionarios de Fach; Graciela Cantuarias Bernal, Ruediser Kroper, Claudio Mujica Moreno, el grupo familiar compuesto por Raúl Oyarzún Quintana, su esposa Renata Muñoz de Oyarzún y sus hijos Raúl, Luis, Claudio y Marcelo; Violeta Solís de Fuentes, Francisco Araya, Ruth Cañón, María Villarroel de Arriagada e hijita Florida Arriagada Villarroel; el grupo familiar formado por Nelson Vera, Blanca Bernabé de Vera e hijos Nelson, Verónica y Andrea y Francisco Pérez Vergara, que residía en Coyhaique.

Los cuerpos de los infortunados pasajeros de aquel fatal vuelo y lo que quedó de ellos, eran sólo restos sanguinolentos y calcinados la mayoría de los cuales fueron cuidadosamente envueltos en bolsas plásticas que fueron depositadas en urnas y velados en el gimnasio chico del Liceo San Felipe Benicio. Don Carlos Echeverría nos mostró aquellas fotos cuando habían transcurrido unos treinta y ocho años y quedamos verdaderamente impresionados por el arduo trabajo de los efectivos del Cuerpo Militar del Trabajo, que por muchas horas se enfrentaron al horror del rescate e identificación de los cuerpos. Algunos de ellos recuerdan lo de las ramas de árboles incrustadas en los calcinados cuerpos, en la cantidad de desorden del lugar de la tragedia y en el inmenso pasadizo que dejó la nave al avanzar en su caída a través del boscaje, carbonizando todo a su alrededor.

Los cadáveres quedaron diseminados en un radio de seiscientos metros y sus cuerpos, que estaban en sitios muy escarpados, debieron ser bajados a la planicie a lomo de mulas.

Yo me encontraba en Valparaíso junto a mi amigo Paco Franch asistiendo a una clase de Derecho Romano en la Facultad de Leyes, donde entonces estudiaba. Cuando escuchamos la noticia durante el recreo, creo que nos pusimos a llorar. Ignoro qué será de mi amigo Paco, hijo del recordado hombre de los vinos y licores, Cándido, el vasco de Lérida, que tenía su negocio en Parra con Moraleda.

Uno de los más importantes testigos de la caída del aparato fue el agricultor del sector Noel Flores, quien junto a su familias fue el único que se pudo percatar de que algo anormal le sucedía a la aeronave, dando de inmediato cuenta del hecho a los carabineros de Coyhaique. La causa del accidente se debió al desprendimiento del ala izquierda del avión que se encontraba en pleno vuelo y en el momento del suceso, llovía y estaba cerrado entre Coyhaique y el cerro Emperador Guillermo. Las noticias hablan de un violento zamarreo que dio cuenta en pocos minutos de una de las alas, arrancándola de cuajo, a pesar de que ya el vetusto aparato había presentado otras fallas técnicas durante la semana anterior al accidente, hecho que lamentablemente no se atendió ni se le dio importancia alguna.

Comentarios

Escrito por: Ricardo E. Ortiz Barrìa, el Tue Jul 27 00:03:51 2010
El accidente del avión Ladeco, fue la mayor tragedia ocurrida en la región en nuestra época de estudiantes. Al respecto hace algún tiempo, escribimos una columna titulada \" Y Mújica no llegó\" en recuerdo de el silencioso agricultor del sector del Rió Claro don Claudio Mújica, quien fuera por largo tiempo, nuestro silencioso compañero en los diarios almuerzos en el Hotel Central administrado en aquel entonces por don Luis Laibe Mansilla, el recordado \"Guatón\" Laibe. La Sra. Graciela Cantuarias Bernal, fue la madre de nuestra profesora de inglés, la Sra. Ximena Montellano Cantuarias y además, el entonces Cabo del Ejercito quien perdió en el accidente a su Sra. e hijita, el \" cheyo\" Arriagada, era amigo de nuestra familia y nos visitaba en la casa de Baquedano Nº 9. No podemos dejar de recordar al sobrecargo Germàn Moreno Lalie, con quien habíamos viajado poco antes de regreso de las vacaciones de verano desde Santiago y cuya fotografía publicada en solitario, en el primero de dos reportajes consecutivos de la revista \"Vea\" nos conmovió profundamente. Finalmente respecto a la delegación de catchers, todavía recordamos con claridad, el homenaje tributado algún tiempo después en el Gimnasio Fiscal al \"Huaso\" Briones\" ex luchador quien encabezaba la malograda delegación y su gente, por un nuevo grupo que visitara la ciudad dirigido por el luchador conocido como \"Barba negra\", fue impactante el momento en que por un minuto fueron apagadas las luces del gimnasio, el cual quedó iluminado solo por la luz de una vela

Escrito por: Romilio Villalobos, el Sat Jul 24 14:22:35 2010
Yo fui uno de los que ayudo a recoger los restos de los cuerpos, embolsando y haciendo los pilcheros en los caballos, solo habia arena y pequeñas matas.

Escrito por: Alberto Brautigam Echevarría, el Fri Jul 23 20:55:12 2010
Mi padre,volo en ese avión entre Santiago y Puerto Montt.Tenía vuelo hasta Coyhaique,pero debía hacer trámites en Pto.Montt.Al volver a Tepual,el Ladeco estaba pronto a despegar,finalmente se fue en un Lan que iba a Pto.Aysen..Solo pudo identificar al Señor Mujica que era compañero de asiento- Paco Franch,hoy abogado trabaja en Impuestos Internos de Rancagua

F. Chile. Catástrofes y Tragedias
(http://ivansiminic.blogspot.com)

2 comentarios:

  1. es increíble y llamativa esta noticia que paso a ser historia.....solo eso puedo decir.....

    ResponderEliminar
  2. Imposible pensar que a estas "alturas" hayan encontrado a quienes fueran responsables de Mantenimiento y de falla culposa, tras la tragedia. No obstante, la autoridad sabrá cómo afrontar todo el caudal de datos y de testigos que aportarán a su esclarecimiento.

    ResponderEliminar

Puente de Cal y Canto de Santiago 1767 - 1888


Mercado Central de Abastos de Santiago - 1872


Portal Edwards de Santiago 1890 - 1985

Teatro Politeama de Santiago 1909 - 1941

Primera Compañía de Bomberos de Santiago- Bomba "La Ponka" 1915

Estación Central de Alameda de Las Delicias en Santiago - 1920

Bus "Tagua" de Santiago - 1920

Hospital Psiquiátrico de Santiago En Av. de la Paz y Los Olivos - 1920

Bus "Góndola a Gas" en Santiago - 1920

Ambulancia de Tracción Animal en Santiago - 1920

Bus "Góndola" de Santiago - 1930

Vecinos Fundadores de Población Pedro Montt de Santiago - 1938

Inauguración Población Juan Antonio Ríos Morales en Santiago - 1950

Tranvía de ENT en Santiago - 1957

Trolebus Pullman inició servicio en Santiago en 1947 - Actualmente en Valparaíso


Trolebus Vétra en Santiago - 1978


SUCESOS POLICIALES, ACCIDENTES. DESASTRES E INCENDIOS

.